Patologías del Cannabis: El Pulgón - Fumanchu | El Blog

Quieres recibir nuestras ultimas noticias?

Te enviaremos toda la informacion por correo electrónico

Suscribete

No realizamos spam, ni compartimos tu correo con otras empresas, ademas al suscribirte puedes participar en nuestro sorteo del 4:20!!

Patologías del Cannabis: El Pulgón

p9070507-590x4421-590x438

Los áfidos (pulgones, piojos, piojillos, polls,…) pertenecen al orden de los homópteros. Serán alrededor de 4.000 especies de áfidos conocidas, y clasificadas a su vez en diez grandes familias. Podríamos decir que de todos ellos tan sólo unas 250 especies son agentes fitopatógenos ded cultivos agrícolas y forestales, así como de jardinería. Su tamaño oscila entre 1-10 milímetros, y su color varía desde el negro al amarillo más vivo. Su característica anatómica más significativa es la de su aparato bucal en forma de estilete, con el que atraviesa la epidermis de los tejidos vegetales para llegar al floema yy alimentarse libando la savia. Este es el motivo que convierte a estas especies de áfidos en agentes fitopatógenos, ya que provocan retraso en el crecimiento al tiempo que son capaces de transmitir otros agentes fitopatógenos, al actuar como vectores.

Tienen un ciclo biológico bastante complejo, necesitan para completarlo dos plantas huésped, el cannabis es un huésped secundario no el principal. Se pueden reproducir de dos formas: por partenogénesis y sexualmente. Las hembras tienen un elevado índice de fecundidad, y su desarrollo se completa con mucha rapidez, además existen formas aladas, ápteras y braquípteras, circunstancias que los dotan de un elevado potencial biótico.

Como ya he comentado se alimenta de la savia de las plantas, y lo hace a través de un largo pico chupador con el que succiona la savia de los brotes más jóvenes, provocando la desfoliación sucesiva de las plantas e incluso puede transmitir algún tipo de virosis, por su condición de vector de enfermedades viróticas. Las plantas cultivadas ecológicamente son menos de su agrado, no siendo así las cultivadas convencionalmente, y aun más aquellas plantas sobrefertilizadas con nitrógeno así como aquellas que sufrieron un paro vegetativo debido a una mala gestión del riego. También tienen mayor predilección por aquellas con un débil estado sanitario, es por ello por lo que muchos agricultores ecológicos los definen como “podadores de la naturaleza”.

En cultivos ecológicos de marihuana no hay que tener miedo al pulgón, como mucho podremos llegar a ver a un par de ellos o pequeños grupos aislados que podemos matar con los propios dedos y con la ayuda de los predadores que moren en nuestro jardín. En plantas de invierno, cultivos de floración forzada y en plantas autoflorecientes puede ser que tengamos problemas con los pulgones, y sólo en casos extremos tomaremos la planta dañada, la introduciremos en una bolsa de plástico y la arrancaremos para su posterior destrucción mediante la incineración. No suelen atacar a las plantas sanas e incluso aunque estén tocando a las plantas dañadas. En invernaderos y cultivos “indoor”, al no disponer de fauna útil en caso de ver pulgones hay que actuar con rapidez debido a su elevado potencial biótico.

La manera de tratar la plaga siempre va a depender del estado de la plaga y de las propias plantas, no debemos actuar por igual ante una hoja tocada de una planta que ante todo el cultivo plagado, de la misma manera que no trataremos una planta a la que le quedan un par escaso de semanas para ser cosechada. El primer recurso del que disponemos son nuestros dedos, con ellos podemos reducir un intento de invasión, pero deberemos hallar la causa y poner solución, pues de lo contrario seguimos estando expuestos a sucesivos intentos de invasión. En caso de que la invasión llegue a alcanzar la consideración de plaga debemos actuar con un producto fitosanitario combativo que esté permitido en agricultura ecológica.

Los insectos predadores más significantes de cuyas dietas pueden formar parte los pulgones son Aphidius ervi, Aphidius Matricariae, Aphidius Colemani, Lysiphlebus Testaceipes, Praon Volucre, Coccinella Septempunctata, Aphidoletes aphidimyza, Orius, Chrysopa carnea, Chrysopa Septempunctata y Chrysopa Flavifrons, entre otros muchos. Como microorganismos patógenos cabe destacar los hongos Entomophtora spp. y Verticillium lecanii.

Te interesaria?

¿Cómo deshacerse de las babosas en el cultivo de cannabis?

Las babosas puede ser devastadoras para el jardín de cannabis, especialmente cuando las plantas son …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *